El señor de los anillos

Saturno es quizás el objeto más impresionante para ver a través de un telescopio de aficionado. De hecho es el astro por excelencia, más solicitado por los acompañantes en nuestros viajes de observación, o cualquier persona que por primera vez observa por un telescopio. El motivo es lógicamente la magia de su sistema de anillos que nos seduce desde el primer vistazo. Su nombre proviene del dios romano Saturno (dios del tiempo) padre de Júpiter. Durante mucho tiempo Saturno constituyó el planeta más lejano del cual se tuviera conocimiento, no fue hasta 1781 cuando Urano fue descubierto.

Una joya de nuestro sistema solar

imagen_saturno

Son pocas las personas que logran diferenciar en el cielo nocturno un planeta de una estrella. Pero todos logran identificar a Saturno si se les muestra mediante un telescopio. Basta con indicarles que vean por el ocular, para que de forma casi instantánea muestren cara de sorpresa ante tremenda imagen. Incrédulamente comienzan a realizar preguntas sobre el planeta y no salen del asombro ante la magnífica imagen de El Señor de los Anillos. Aunque no es el único planeta con anillos de nuestro sistema solar, si es el único en el cual los podemos observar.

En noches donde la atmósfera colabora con las observaciones, es posible apreciar mejor al sexto planeta de nuestro sistema solar. Entrando un poco en tecnicismos, cuando no se cuenta con mucha turbulencia en la atmósfera es posible utilizar mayores aumentos en nuestros equipos, por consiguiente se logra apreciar mucho más el planeta y distinguir mayores detalles.

Los detalles de Saturno no son tan notables si los comparamos con los de Júpiter, pero la majestuosidad de sus anillos sin dudarlo maravillan e impresionan. Debido al movimiento normal de los planetas, por temporadas son más visibles sus anillos, esto según la ubicación de su ecuador en relación con nuestro planeta. Actualmente los anillos de Saturno se encuentran alineados casi totalmente con la Tierra, por lo que simplemente es posible apreciarlos como un pequeño hilo que atraviesa el planeta. Recordemos, esta estructura de anillos aunque son muy extensos, realmente no son muy gruesos, llegando en algunos puntos a pocos metros. En caso contrario, cuando los anillos se encuentran en posición contrapuesta a la Tierra, es posible distinguir la división entre sus anillos principales llamada “División de Cassini”. Créanme que no deja de impresionarme.

No importa si es la primera vez que logra ver el planeta, o es todo un experimentado, siempre en una noche de observación apartará un tiempo para apreciar este espectáculo tan singular. El ver la orientación de sus anillos, o la alineación de sus lunas principales, hacen que observarlo sea casi inevitable en cualquier viaje estelar en compañía de su telescopio.

saturno_posiciones

Tags: ,